BUSCADOR

jueves, 10 de marzo de 2016

LA LATA DE SARDINAS - UN IMPRESCINDIBLE GASTRONÓMICO EN CONDE DUQUE


Se trata de uno de los restaurantes emblemáticos de Conde Duque, que con el cambio de propietarios ha decidido dar un nuevo giro a su filosofía, aunque manteniendo alguna de sus señas de identidad, como una cocina internacional y de mercado que fusiona distintas gastronomías, entre ellas la asiática, la mexicana o la típicamente mediterránea.


La Lata de Sardinas te sorprenderá además, por su peculiar decoración vintage y las exposiciones periódicas de fotógrafos y artistas adornando sus paredes.


Comedor principal


Madera en las paredes, vigas de hierro y un inconfundible sello “malasañero” en la zona de Conde Duque, donde La Lata de Sardinas (C/ Limón, 12 - Madrid) triunfa con su cocina de fusión y el buen hacer de su chef José Manuel González.


Al mediodía, el éxito rotundo de sus alcachofas tempurizadas sobre parmentier de boletus y all i oli de miel, atrae a numerosas personas al restaurante, donde además descubren otros sugerentes platos que ya son marca de la casa.


Fusión entre sardinas

Nacho Aguilar y Juan Carlos Partida son los responsables de La Lata de Sardinas, ambos con una larga trayectoria a sus espaldas pese a su juventud: “Nuestro objetivo es que la gente se sienta a gusto cuando nos visite, tanto por el trato que les damos como por supuesto, por la comida que les ofrecemos” – nos cuenta Nacho.


Además de las mencionadas alcachofas, ya un clásico, son muy demandadas las milhojas de berenjena con pomodoro basílico, la crema de queso o el pollo crunchy rebozado en cereales y kikos con salsa agripicante.


Dentro de la fusión de distintas gastronomías, Juan Carlos Partida señala la asiática como una de las principales fuentes de inspiración a la hora de elaborar la carta: “Nos gusta mucho la comida mediterránea pero también las asiática. Es tremendamente divertido el hecho de mezclar ambas gastronomías y productos por el juego que dan a nivel de sabores, colores o texturas”.


Platos asiáticos como las gyozas de pollo y verduras con salsa de miel y mostaza de la antigua, son un “must eat” si te pasas por la La Lata de Sardinas, pero también el tartar de salmón con mango y salsa kimuchi o los deliciosos baos taiwaneses de panceta con verduras y sardinas con sisho en tempura.


                              Ensalada de verduras asadas con salsa romesco


De la cocina mediterránea, el rissotto de boletus está impresionante, así como la ensalada de verduras asadas con una base de salsa romesco, y ya si nos vamos a las sugerencias con un toque mexicano, atención con las carrilleras al mole poblano con espuma de patata picante o el ceviche de corvina con leche de tigre.


                                              Ceviche de corvina con leche de tigre


Para acompañar, vinos nacionales (Bierzo, Jumilla, Tierra de Castilla, Ribera, Rioja, Rueda o Ribeiro) y cervezas artesanas como Malasaña o Mustache.


¿A quién le amarga un dulce?

Los postres son fundamentales y muy cuidados en La Lata de Sardinas, que apuesta por el hojaldre de naranja y mandarina, la mousse de chocolate picante con aceite de oliva virgen extra y sal maldon, la tarta de queso Idiazábal o la torrija con helado de Jägermeister.


Debes conocer también…

Su vermú artesanal Sardino, de origen gallego y que funciona muy bien durante y antes de las comidas, los aperitivos de la casa como las sardinas marinadas en cítricos con alga wakame, platos fuera de carta como el solomillo de steak tartar al whisky, el Strogonoff o la crema de tomate con queso Emmental.


También es el lugar perfecto para una primera copa después de cenar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL