BUSCADOR

lunes, 12 de noviembre de 2012

LOS SUPERALIMENTOS


Esta semana os hablaré de un grupo de alimentos a tener muy en cuenta y a incorporar en la medida que podamos en nuestra dieta.

 
La filosofía "somos lo que comemos" se extiende cada vez más, y empezamos a tomar mayor conciencia sobre los beneficios de seguir una alimentación sana y diversa. Dentro de este debate se habla muchos de los superalimentos, alimentos que ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico y a prevenir enfermedades. Estos son algunos de los alimentos más importantes, que no deben faltar en nuestra dieta habitual.



Aguacate

El aguacate es rico en grasa por naturaleza, pero en su mayor parte se trata del tipo de grasas mono insaturadas saludables, esenciales para mantener una piel juvenil y, realmente, ayudan a neutralizar las grasas malas presentes en otros alimentos, lo que podría ayudarnos a perder peso. EL aguacate reduce el colesterol malo y constituye una buena fuente de potasio, que ayuda al cuerpo a eliminar toxinas.

También contiene la combinación anti-envejecimiento más potente: las vitaminas E y C, que eliminan los radicales libres causantes del envejecimiento y despejan las arterias.

 
Nuez de Brasil

Estos frutos secos son una gran fuente de selenio, que mejora el estado del pelo y las uñas y potencia la elasticidad de la piel. El selenio también protege de infecciones oportunistas, mantiene los músculos del corazón sanos e incluso ayuda con el acné.
 
La nuez de Brasil contiene también una buena cantidad de zinc, que reduce la inflamación de la piel asociada con el envejecimiento y reduce los problemas de piel seca como el eczema y la psoriasis, que hacen que la piel se vuelva más vulnerable a las arrugas.


 
Brócoli

Además de estar lleno de antioxidantes, este vegetal proporciona montones de beta carotenos, que protegen frente al cáncer y otras enfermedades. También es rico en folato, que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades coronarias.
 
El brócoli es rico en fibra, y esta es vital para reducir el riesgo de cáncer de intestino, los trastornos digestivos y las enfermedades coronarias.


 
Repollo

Puede que haya sido el vegetal más temido en la época escolar, pero contiene increíbles compuestos antioxidantes y anticancerígenos. Los estudios han mostrado que en las personas que comen repollo una vez a la semana el riesgo de padecer cáncer de colon se reduce un tercio en comparación con las que lo comen una vez al mes.



Frutas del bosque 

Los arándanos, las grosellas negras y las frambuesas ayudan al cuerpo a fabricar colágeno, la proteína necesaria para mantener la piel suave, flexible y saludable. Las grosellas negras, concretamente, nos protegen del daño que los rayos producen sobre la piel y reducen el efecto de envejecimiento de las quemaduras del sol neutralizando los radicales libres. Los arándanos protegen de la cistitis, deteniendo las bacterias dañinas que se adhieren al tracto urinario.
 


Pescado azul


El pescado azul es la mejor fuente de omega-3, un ácido graso esencial que el cuerpo no puede fabricar por sí solo. Se ha descubierto que el omega-3 protege de enfermedades coronarias, de la aparición de la diabetes en edad adulta y de la  artritis reumatoide. Esta grasa reduce también la sequedad y mejora la elasticidad de la piel, reduciendo la propensión a las arrugas. Famosos como Kim Cattrall siguen un plan anti-envejecimiento basado en salmón –el Plan Perricone– que suaviza y tersa la piel en tres días. El atún, el pez espada, las anchoas, los arenques, la caballa y las sardinas son buenas fuentes de omega-3.



Uvas

Las uvas tintas y rosadas contienen 20 antioxidantes conocidos que funcionan en conjunto para rechazar el ataque de los radicales libres que da lugar a enfermedades y arrugas en la piel. Estos antioxidantes están concentrados en la piel, por lo que conviene comprar siempre las uvas con más color que encontremos.
 
Todas las uvas contienen compuestos que refuerzan los capilares y protegen de las varices y la piel flácida.




Zanahorias

Las zanahorias son ricas en vitamina C (vitamina anti-envejecimiento) y una buena fuente de fibra natural. Según algunos estudios, comer dos zanahorias al día reduce el colesterol malo un 10%. Cocer el vegetal para liberar los nutrientes de su dura estructura celular para obtener gran cantidad de beta carotenos. Las investigaciones muestran que las personas con unos niveles bajos de beta carotenos en sangre son más propensas a tener infartos, apoplejías y algunos cánceres.
 
Este nutriente también protege de los rayos del sol. Un estudio observó que tomar una cantidad de beta carotenos al día equivalente a la contenida en dos zanahorias grandes proporciona una protección natural frente al sol de 2-4 en personas con la piel clara.


Cítricos

La naranja ha sido descrita como “el paquete completo de nutrientes anticancerígenos naturales”. Es una fuente excelente de vitamina C, productora de colágeno, y ayuda a mantener las defensas del cuerpo frente a las infecciones bacterianas. El otro cítrico maravilloso es el pomelo, que contiene un tipo raro de fibra que está demostrado que reduce considerablemente el colesterol y ayuda a prevenir el atascamiento de las arterias.


Cebollas y ajo 

Puede que den mal aliento, pero ayudan a prevenir el cáncer, potencian el colesterol bueno (HDL) y diluyen la sangre, evitando la formación de coágulos. También tienen propiedades antibacterianas y antinflamatorias que protegen de los resfriados y la gripe. También se cree que la inflamación es una de las principales causas de envejecimiento prematuro de la piel.


Tomates

 
Los tomates son la fuente más rica de licopenos, que forman el pigmento rojo de la piel. Además de reparar el daño del ADN que puede conducir una piel de aspecto viejo y arrugado, las últimas investigaciones sugieren que el licopeno puede ayudar a conservar las funciones físicas y mentales en las personas de edad avanzada y reduce el riesgo de cáncer cervical, de mama, de próstata y de páncreas.
 


 
 
 

 


 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES SEGUIR TODAS LAS NOTICIAS POR E-MAIL